Marcha atrás del Gobierno: no bajarán del 35% al 20% la retención para turismo y gastos con tarjeta

enero 27th, 2014 | Notas

 Contrariamente a lo anunciado el viernes, ahora el Ministro de Economía confirmó que la reducción “no será implementada este lunes” para compras en el exterior. El 20% sólo regirá para aquellos que compren divisas para “atesoramiento”

El Gobierno revisó la medida anunciada por el jefe de Gabinete Jorge Capitanich y confirmó que seguirá vigente el recargo del 35% para las compras que se realicen con tarjetas de crédito para turismo o compras en el exterior.

Contrariamente a lo que se había dado a conocer el viernes pasado, el ministro de Economía, Axel Kicillof, ahora aseguró que la medidano será implementada este lunes” y que el 20% será sólo para ahorro.

“La compra de dólares para tenencia pagará un anticipo del Impuesto a las Ganancias equivalente al 20% de la operación. En el caso de venta de divisas por turismo y para gastos con tarjeta en el exterior, el paso de 35% a 20% no será implementado este lunes. El turismo interno este año mejoró mucho y la gente que quiso viajar al exterior viajó. Es gente de alto poder adquisitivo, que pudo gastar dólares sin límites en el exterior a través de su tarjeta de crédito”, indicó este domingo el titular de la cartera de Economía en una entrevista con el diario Página 12.

Por el momento, no se descarta la posibilidad de que se reduzca el porcentaje que el Estado cobra como anticipo de Ganancias, sin embargo, el ministro evitó poner fecha para una eventual modificación.

El viernes, Kicillof y Capitanich habían informado que la reducción al 20% regiría para la compra de dólares para atesoramiento así como para las operaciones en el exterior y la adquisición de pasajes aéreos.

En la entrevista concedida al Página 12, Kicillof reiteró además que desde el lunes “las personas podrán ir nuevamente a un banco y adquirir dólares“, aunque aclaró que “su capacidad de compra va a estar asociada al nivel de ingreso normal que tengan”.

“Quien quiera acceder a la tenencia de dólares debe estar registrado en la AFIP y tener una capacidad proporcional a lo que quiere comprar. Tienen que ser trabajadores registrados, en relación de dependencia, autónomos o monotributistas”, explicó.

 

Kicillof también señaló que “el mecanismo tendrá un sesgo hacia los que menos tienen. La medida va a impedir que los dólares se los lleven quienes más tienen“.

“Con los sectores de menores ingresos se da una paradoja: buena parte de los economistas opositores afirma que en la Argentina existió un movimiento de precios implacable que los dejó al borde del precipicio. Nosotros entendemos que eso no ocurrió. Si hubiera habido una inflación desbocada, los sectores de bajos ingresos no estarían pensando en comprar dólares, ya que no llegarían a fin de mes, pero creemos que tienen un adicional para tenencia de dólares. Cuando accedan al mercado de cambios, se van a desbaratar esas mentiras que no obedecen a una desorientación de quienes las dicen. Responden a determinados intereses que permanentemente se dedican a señalar que todo está mal y va a ir peor”, consideró.

Y afirmó que: “Si la gente presiona permanentemente para tener dólares, el valor de la divisa, además de estar asociado a factores de la economía real, tiene una presión cultural correspondiente a la voluntad de tenencia masiva de dólares. Esta medida ataca esa cuestión”.

En ese sentido, apuntó: “Entre agosto y septiembre de 2011 decían que el Gobierno iba a perder las elecciones, o que si las ganaba tomaría medidas desesperadas. Me refiero a notas de diarios y otros mecanismos de desinformación como las redes sociales, que decían que se iba a instalar un corralito o avanzar con una pesificación de depósitos. Incluso llegaron a decir que se estaban comprando aparatos de rayos X para abrir las cajas de seguridad. Es en ese momento que se decidió inhabilitar paulatinamente la compra de dólares para tenencia de particulares”.

“Con un dólar a $13 habría un efecto devastador sobre la producción, el empleo, los salarios y no sabemos quién va a poder comprarlo después de la catástrofe. Nosotros creemos que un dólar a $8 es un valor adecuado“, apuntó.

Por otro lado, informó que “el esquema formal lo va a dar a conocer el lunes el jefe de Gabinete, para no dar lugar con anticipación a la campaña que existe contra todas las medidas del Gobierno”, y que será “la AFIP la que permitirá una consulta web que habilitará la compra en entidades bancarias“.

El funcionario además destacó que “va a existir una regla explícita de acceso a la compra. No vamos a hacer nada irresponsable que ponga en juego nuestro proyecto económico. Vamos a implementarlo con muchísima responsabilidad y haremos un monitoreo permanente. El sistema va a ser más transparente. Al dar una regla de acceso, la ansiedad cultural bajará”.

Respecto de la posibilidad de usar la divisa para operaciones inmobiliarias, el funcionario reconoció que “al habilitar la compra de dólares para tenencia en forma legal se facilitarán las transacciones“.

En la misma línea, Kicillof volvió a explicar que “el Gobierno entiende que la cotización que alcanzó el dólar es una cotización de convergencia, razonable para la economía argentina”.

“Una vez que se habiliten las compras para particulares en base a sus ingresos, entendemos que la gente va a tomar la mejor decisión. Con un límite por mes, pero con la posibilidad de comprar todos los meses, van a hacerlo donde corresponde”, agregó.

Por otra parte, el ministro de Economía se refirió a la negociación de las paritarias, y reiteró que esta nueva medida no debería afectar el proceso. “Ni los precios en la Argentina son en dólares ni los salarios son en dólares. Si alguien me quiere explicar el mecanismo que hace que un cambio en el valor del dólar afecte de manera inmediata, directa y proporcional a todas las variables económicas que también me explique por qué la Argentina no es Estados Unidos”.

Al mismo tiempo, se mostró confiado con que la nueva medida va a generar una merma en el “mercado paralelo”, y reiteró que la devaluación no debería afectar los precios de los productos.

“El efecto de un cambio del valor de la divisa sobre los bienes producidos en el país no es ciento por ciento. Nadie puede esperar que un cambio en el valor de la divisa impacte linealmente en los precios internos”, afirmó. En tanto, dijo que el programa “Precios cuidados” “sigue igual”.

“Por el momento, los precios no se van a modificar de ninguna manera. Si algún proveedor tuvo un cambio en sus costos, lo puede demostrar y no tiene suficiente margen como para no traducir esos costos en precios, se discutirá y se consensuará un cambio de precios”.

“Vamos a ser durísimos con el mantenimiento de los precios. Vamos a exigir que nadie le mienta ni le robe a la gente porque la mayoría de los precios en la Argentina no dependen de la cotización del dólar y en los casos en que eso sucede es en una medida muy pequeña. Los precios no están atados al dólar, aunque sí puede haber algunos que quieran sacar ventaja y utilizar esa excusa para remarcar. En esos casos, el Estado nacional se va a hacer presente para poner las cosas en su lugar, pero también vamos a necesitar que los intendentes, las organizaciones sociales y los sindicatos nos ayuden a controlar que nadie se haga el vivo”, agregó.